sábado, 25 de abril de 2015

EVOLUCIÓN TOPOGRÁFICA DE LAS CIUDADES DE PROVENZA ORIENTAL

Jornada de estudios en la Universidad de Niza - Sophia Antipolis el próximo 29 de mayo

Evolución topográfica de las ciudades de Provenza oriental

CEPAM - Axe transversal n°2 Évolution topographique des villes de Provence orientale de l’Antiquité à la fin du Moyen Âge










PROGRAMME

VENDREDI 29 MAI 2015


Matin

9h30 Introduction générale (M. Bouiron)

ANTIQUITE
9h45 Introduction, période de la colonisation grecque (VIe-IIe siècle av. J.-C.). L. Mercuri (CEPAM)
10h00 Introduction, période romaine (IIe siècle av. J.-C. – IVe siècle ap. J.-C.). S. Morabito (SANCA/CCJ)
10h15 Antibes. E. Delaval (Ville d’Antibes), R. Thernot (Inrap)
10h35 Nice. M. Bouiron (SANCA/CEPAM), R. Mercurin (SANCA/CCJ)
10h45 Cimiez. A. Grandieux (SANCA/CEPAM)
11h00 Vence. L. Lautier (Inrap/CEPAM)

11h10 Discussions

ANTIQUITE TARDIVE ET HAUT MOYEN ÂGE
11h30 Introduction de l’Antiquité tardive et haut Moyen Âge (IVe-IXe siècle). Y. Codou (CEPAM)
11h45 Antibes. Y. Codou (CEPAM), E. Delaval (Ville d’Antibes), R. Thernot (Inrap)
11h55 Nice. M. Bouiron (SANCA/CEPAM), R. Mercurin (SANCA/CCJ)
12h05 Cimiez. A. Grandieux (SANCA/CEPAM), Y. Codou (CEPAM)
12h20 Vence et Fréjus. Y. Codou (CEPAM)

12h30 Discussions

Après-midi

MOYEN ÂGE
14h00 Introduction du Moyen Âge (Xe-XVe siècle). G. Butaud et P. Jansen (CEPAM)
14h15 Antibes. Y. Codou (CEPAM)
14h30 Grasse. F. Blanc (Hadès)
14h50 Nice. M. Bouiron (SANCA/CEPAM), R. Gonzalez Villaescusa (CEPAM)
15h10 Vence et Fréjus. Y. Codou (CEPAM)
15h20 Monaco. M. Bouiron (SANCA/CEPAM)

15h30 Discussions

viernes, 17 de abril de 2015

EL RETO DEL FEDERALISMO

El reto del federalismo es un artículo que apareció el pasado 13 de marzo de mucha enjundia histórica aunque de difícil comprensión para algunos.

El País,  Vladimir López Alcañiz, 13 de marzo de 2015

Cataluña debe dejar de pensarse como una nación sometida, y España hacerse cargo de su herencia republicana y federal


La era de las naciones supuso la separación entre la iglesia y el estado, pero luego el nacionalismo se degradó en una religión de sustitución

Llevamos más de tres décadas estancados en un lento presente. Por eso late en nuestras sociedades un deseo de cambio, especialmente visible en el mundo mediterráneo. La crisis actual lo ha detonado, pero en el fondo ese anhelo se debe a la clausura del horizonte que cierto pasado abrió para nosotros. En concreto, parece que hemos consumido el futuro de la utopía romántica y del mundo resultante de las dos guerras mundiales.

Esto nos deja a la intemperie, en un espacio donde se mezclan recuerdos y proyectos. De un tiempo a esta parte, la rebelión de las élites ha socavado el Estado del bienestar y el fin de la era de los extremos ha alterado las coordenadas de nuestro mundo. La globalización se ha reactivado con un marcado sesgo neoliberal y ha levantado un orden mundial que hoy revela la injusticia en la que se asienta. La crisis de 2008 y su respuesta, la indignación global, apuntan a la necesidad de redefinir la realidad en curso y de vencer la inercia en la que estábamos instalados.

En un instante como este, se necesitan a la vez ideas nuevas y una nueva mirada al pasado. Porque, justo cuando todo es nuevo, es más necesaria la historia. Las viejas recetas ya no bastan para encauzar las nuevas reivindicaciones. Es preciso revisar las ideas preconcebidas, antídoto de la necedad según Flaubert, sin olvidar que hacer tabla rasa con el pasado solo nos lleva a la desmesura. Si alguna lección cabe extraer de la historia es que no se puede empezar siempre de nuevo.

Tomemos, como ejemplo, la apuesta por la independencia de Cataluña, donde comparecen las cuestiones enunciadas. En efecto, aquella surge como respuesta al malestar imperante y se nutre, en buena medida, de un justo anhelo de libertad. Pero el nacionalismo está encauzando ese noble sueño por una vía muerta, ignorando el riesgo que conlleva decidir antes de pensar.

Vayamos al asunto. España, Cataluña, reducen su sentido histórico al desarrollarse en términos de unidad nacional. España todavía no ha despertado del sueño imperial, lo que se traduce en la agresiva incomprensión de su diversidad. Al mismo tiempo, Cataluña se sigue pensando como una nación dañada y responde con resentimiento. Es insensato seguir así. Hay que librarse de la imagen romántica del pasado que aún condiciona la imaginación del futuro, y esgrimir la libertad de elegir nuestro pasado en vez de creer que este nos convoca. La historia no puede concebirse como un memorial de agravios; la invención de la tradición no puede ser el sostén de la política.

¿Y si nos planteáramos por qué no se discute el sistema de estados-nación y, en lugar de hacerlo, sencillamente se reclama uno propio? Tal vez entonces empezarían a verse las carencias del contenido de la forma nacional, y no pasarían desapercibidos tres rasgos que toda nación encierra: un principio de homogeneidad inadecuado a la complejidad del presente y potencialmente lesivo para la democracia; una abstracción interesada del sentimiento de apego al lugar, y una lógica binaria que convierte en extraño al semejante, cuando lo necesario es aprender a verse a sí mismo como otro.

Volvamos atrás. La era de las naciones supuso la separación entre la iglesia y el estado, pero luego el nacionalismo se degradó en una religión de sustitución. Si hoy queremos recuperar el impulso emancipador que la nación tuvo, debemos apostar por una nueva laicización. ¿Cómo hacerlo? Construyendo espacios inclusivos en los que la solidaridad sea el fruto de la deliberación y no de la pertenencia, espacios que, precisamente por no tener prefijada ninguna identidad, permitan a todas desarrollarse. Propongo llamar a eso federalismo negativo, una acuñación deudora de Isaiah Berlin cuyo modelo son las ciudades cosmopolitas, en las que el principio creativo produce lo local gracias al influjo de lo global en lugar de considerarlos como dos narrativas contrapuestas, y cuyo lema es un imperativo categórico para tiempos de globalización: nadie debería nunca ser forzado al exilio a causa de su identidad.

Cataluña puede aceptar ese reto, también España. Eso sí, ambas tienen algunas tareas pendientes: asumir que su identidad es su diversidad y que esta, en una sociedad del conocimiento, es enriquecedora; asentar su confianza en el principio de responsabilidad, que implica estar dispuestas a dejarse interpelar por la otra, y reinterpretar su historia compartida. Cataluña debe dejar de pensarse como una nación sometida, España tiene que hacerse cargo plenamente de su herencia republicana y federal.

Escuchemos a Marc Bloch para empezar: “Dejemos de hablar eternamente de historia nacional a historia nacional”, y ensayemos una historia cruzada como puntal de una cultura federal y de un proyecto común. Bloch estaba cargado de razón, porque la gran guerra descubrió el peligro de poner la historia al servicio de la patria. Fue entonces cuando su colega Lucien Febvre lanzó una admonición que no nos conviene olvidar: “La historia que sirve es una historia sierva”.

lunes, 13 de abril de 2015

PETICIÓN POR LA SALVAGUARDA DEL PATRIMONIO DE LIBIA Y DEL NORTE DE AFRICA

Carta de Abdul Rahman Yakhlef
Los efectos sobre el patrimonio de la Guerra de Libia siguen siendo altamente perjudiciales. Reproducimos la petición por la salvaguarda del patrimonio arqueológico de Libia y África septentrional, lanzada por el profesor Attilio Mastino a instancias de la demanda de ayuda internacional el pasado 11 de marzo de Abdul Rahman Yakhlef Abdul Rahman, responsable del Departamento de Arqueología del Ministerio de Cultura y Sociedad Civil libio.

Para firmar, dirigir un correo a Maria Antonietta Rizzo: marizzo [@] tiscali.it con el siguiente cuerpo de texto

"To the attention of: - UNESCO

We read with great concern and participation the Statement sent by the Department of Antiquities of Libya concerning the difficult situation of the cultural heritage of the country. We are well aware of the great value of the historical and monumental heritage of Libya which must be absolutely preserved.

Thus, the Institutions as well as the scholars listed below ask the International Authorities to adopt any preventive action that can assist all the Libyan colleagues in their difficult, valuable, meritorious daily work aimed at safeguarding the extraordinary Libyan monuments.They belong first and foremost to the Libyan people, depositary of such goods, people who, we are sure, will certainly defend them, but it is also common heritage of all civilizations which, each for their part, have the duty to preserve and pass on this unique heritage to future generations. Furthermore we ask the representatives of Governments and the Institution responsible for protection of cultural heritage to take all the appropriate measures to counteract the illicit trades of materials from areas involved in armed conflicts.

At the same time we strongly manifest our solidarity to the Tunisian Colleagues and to the people of Tunisia with regard to the tragic events recently happened at the Bardo Museum. We are all at their disposal to support every initiative aimed at supporting in this difficult moment the cultural heritage of Tunisia.

Segnatures:

Prof. Attilio Mastino (Presidente del Comitato scientifico de "L'Africa Romana", Università di Sassari)
Prof. Maria Antonietta Rizzo Di Vita (Centro di Documentazione e Ricerca sull’Archeologia dell’Africa Settentrionale “Antonino Di Vita”, Università di Macerata)
Prof. Giorgio Rocco (Presidente del Centro di Studi per la Storia dell’Architettura, “Casa dei Crescenzi”, Roma, e Direttore della Scuola di Specializzazione in Beni Architettonici e del Paesaggio del Politecnico di Bari)
Prof. Filippo Mignini (Direttore del Dipartimento di Studi Umanistici, Università di Macerata)
Prof. Claudio D’Amato Guerrieri (Direttore del Dipartimento di Scienze dell’Ingegneria Civile e dell’Architettura del Politecnico di Bari)
Prof. Enzo Lippolis (Direttore del Dipartimento di Scienze dell’Antichità dell’Università di Roma “Sapienza”)


Nombre y cargo:                                              "

domingo, 12 de abril de 2015

SOBRE EL URBANISMO MEDIEVAL DE NIZA (FRANCIA)

Centro histórico de Niza © Google Earth
Hace pocos días recogíamos en La posmodernidad de la centuriación, un estado de la cuestión sobre las centuriaciones romanas con ocasión del congreso que tuvo lugar en Borgoricco-Lugo en 2009. 

Decíamos que los excesos que dieron lugar a una interpretación de numerosas intervenciones medievales en los paisajes eran consecuencia de no haber tenido en cuenta la diacronía de los paisajes urbanos o rurales: 

Plano catastral de 1870 del centro de Niza.
Archivos departamentales de los Alpes Marítimos
"La gran revolución de los años 90 protagonizada por G. Chouquer fue finalizar con los estudios dedicados exclusivamente al análisis de la retícula centuriada e incorporar el resto (en ocasiones mayoritario) de las estructuras agrarias en la comprensión de un territorio. Un planteamiento que dio resultados excelentes al permitir ver las interacciones entre distintas estructuras agrarias que evidencian los sujetos de las dinámicas sociales que subyacen a una intervención y apropiación del territorio. En otras palabras, solo comprendiendo las formas medievales, modernas o contemporáneas podemos apreciar en su justa medida la desaparición o persistencia de la centuriación y solo comprendiendo el peso relativo de cada una de ellas podremos valorar qué sociedad está detrás de las diferentes intervenciones en el paisaje".

La revista Histoire Urbaine publicará en breve, en su número 42, un artículo de Gérard Chouquer y Ricardo González Villaescusa sobre el urbanismo de Niza (Francia), "Le lotissement médiéval de la vieille ville de Nice", Histoire Urbaine, 42, avril 2015, pp. 57-78; en donde se analiza el parcelario de la parte central de Niza, a partir del plano catastral de 1870.

En el estudio se pone en evidencia la presencia de una trama regular organizada en bandas paralelas con un módulo métrico repetitivo. Esta trama corresponde a una parcelación, fechada probablemente en el siglo XIII, de la doble condamina que la Abadía de Saint-Pons poseyó en este espacio. Gracias a las cartas de esta abadía se pueden seguir las concesiones enfitéuticas de parcelas o casales a los tomadores, es decir lotes ad hedificandum domum, como lo precisa una de las cartas de concesión. Con este proyecto urbano se asiste a la creación de una ciudad baja al pie de la ciudad alta, siguiendo un esquema presente en bastantes ciudades medievales. El análisis morfológico intenta precisar el modo de construcción de la trama urbana, presentando dos posibles modalidades. la primera sería a partir del callejero, mientras que la segunda sería una construcción a partir de las medianas de las parcelas, donde confrontan las partes posteriores de las casas, lo que da mejor cuenta de la hipótesis de planificación urbana. Por otra parte, el estudio permite, aunque no sea el objetivo principal, rechazar la hipótesis propuesta hace una década, de un origen griego de la morfología urbana de Niza.

En este caso, la integración de la diacronía y la comprensión de otros periodos de la historia de un espacio ha permitido su correcta interpretación, en línea con la crítica formulada líneas más arriba. Un trabajo que se inscribe en la continuidad de otros sobre barrios periféricos que han conocido una ampliación a partir de la construcción de una nueva muralla como es el caso, en la ciudad de Valencia, de la Pobla Vella del Carmen de Ricardo González Villaescusa [1], o las diferentes poblas de los barrios de Velluters y Boatella (pobla d'En Mercer, pobla d'En Ramon Mascó, pobla d'En Vicent Desgraus, patis d'En Bru, patis d'En Frigola...) , construidos entre las murallas islámica y la nueva de la ciudad cristiana de 1356 de Claire Pichard[2].

___________________________
[1] R. González Villaescusa, “El barrio del Carmen de Valencia: análisis morfológico e historia urbana”, Madrider Mitteilungen, 41, 2000, pp.410-435.
[2] C. Pichard, "L'évolution diachronique du paysage urbain des quartiers de la Boatella et de Velluters de la construction de la muraille islamique à nous jours (Valence)", Madrider Mitteilungen, 51, 2010, pp. 455-490.

martes, 31 de marzo de 2015

LA POSTMODERNIDAD DE LA CENTURIACIÓN

Traducción de la reseña recién publicada por Ricardo González Villaescusa, en la web de reseñas de HISTARA, Paris - Sorbonne, sobre la publicación de las actas del congreso de Borgoricco - Lugo en Italia de 2009 y publicado en dos volúmenes de la revista Agri Centuriati, 2010 y 2011.

Dall’Aglio, Pier Luigi - Rosada, Guido (a cura di): Sistemi centuriali e opere di assetto agrario tra età romana e primo Medioevo. Aspetti metodologici, ricostruttivi e interpretativi (The application of centurial systems and methods of agrarian organisation from the Roman period to the Early Middle Ages), Atti del convegno, Borgoricco (Padova) - Lugo (Ravenna), 10-12 settembre 2009, voll. 2, pp. 360 + 352 con figure in bianco/nero, ISBN: 978-88-6227-405-0, € 450.00. (Fabrizio Serra editore, Pisa - Roma 2011).




Se trata de uno de las últimas y grandes reuniones sobre la centuriación, un objeto de la investigación que suscita numerosas controversias y no menos escepticismos.  Se trata de un tema de la investigación que ofrece poco consenso al tratar el objeto en sí. Las mismas regiones pueden ser abordadas por diferentes investigadores que se lanzan los unos a los otros su escepticismo sobre la “realidad” de la hipótesis propuesta sin entrar necesariamente en el detalle de las demostraciones.

Cierto es que no se trata de un objeto arqueológico al uso. Sabemos, desde los años 90, que algunas de las grandes operaciones de agrimensura son “virtuales”, o lo que es lo mismo, pueden no haber sido nunca plasmadas en el suelo; somos conscientes de que los morfogenes han continuado ejerciendo una labor de construcción paisajística hasta nuestros días y que, por tanto, ya no pertenecen, en su evolución a la historia romana, en expresión de Philippe Leveau en su contribución al volumen. Se trata, igualmente, de un objeto poliédrico, objeto de recensión catastral, útil de gestión agrícola, régimen jurídico y todo ello al mismo tiempo.

El congreso pretendía ser una última síntesis de este objeto de estudio y lo ha conseguido, convirtiéndose, al mismo tiempo, en el congreso de la postmodernidad, del postprocesualismo aplicado a la centuriación, y de la eterna duda sobre el objeto de reflexión que, a juzgar por el casi medio centenar de contribuciones goza de buena salud. Sin embargo, la duda pesa sobre la posibilidad de transmisión (no de su existencia) y, por tanto de su posible estudio. G. Rosada afirma que la centuriación “se ha transmitido sin saber cómo era”; M. T. Lachin, afirma que nunca sabremos cómo fue sino que las conoceremos por aquello en que se han convertido; mientras que J. Peterson se pregunta cuál es la centuriación típica, aquella que puede verse o aquella que tiene escasas o nulas expresiones físicas.

Los dos volúmenes están bien cuidados y editados aunque el inglés que usan los no anglófonos deja mucho que desear, ocasionando el efecto contrario al pretendido, es poco comprensible para el mundo científico anglosajón. Las contribuciones se han ofrecido en dos volúmenes y 4 grandes bloques temáticos: 1.- Los métodos y herramientas de reconstrucción de las retículas centuriales; 2.- los aspectos jurídicos y textuales; 3.- las centuriaciones y las transformaciones ambientales; y 4.- las evoluciones y transformaciones de las estructuras agrarias. Con esos grandes apartados se daba cuenta de las “tendencias” actuales de ese objeto escurridizo que es la centuriación.

El primer gran bloque da cuenta de los principales métodos aportados en los últimos años, que se han centrado especialmente en la utilización de la poderosa máquina que representan los Sistemas de Información Geográfica, lo que para quien suscribe se ha convertido en el gran fetiche de la investigación, como lo fue en los años 80 el filtrado óptico de las orientaciones y en los 90 el filtrado digital. ¿Quién puede dudar hoy que cualquier aproximación espacial debe abordarse por medio de este útil? Pero la herramienta no reemplaza el criterio como dice la vulgata. Por ejemplo, quién subscribe estas líneas utiliza el SIG desde los años 90 para el análisis y el estudio de los paisajes pero no ha dedicado ni una sola línea a explicar que lo hace o cómo lo hace. Tampoco hablé nunca del bolígrafo, rotulador o papel vegetal que usaba en los 80. Aceptado el hecho y la utilidad de la herramienta, poco más cabe decir, salvo que se quiera caer en el fetichismo. 

Un buen ejemplo de un buen uso del SIG en este congreso es el de Robin Brigand, quién más tarde presentaría su tesis sobre la misma región de estudio. De no ser por esta herramienta los métodos de aproximación han cambiado poco: las retículas a escala, las orientaciones dominantes, las posiciones de los asentamientos agrarios en la retícula teórica y efectiva de la centuriación, el análisis de la cartografía moderna e histórica y el análisis de la fotografía aérea vertical u oblicua. Algunas son algo más novedosas gracias al uso de los programas de tratamiento estadístico pero lo que revolucionó la disciplina realmente fue la arqueología agraria o la excavación de estructuras agrarias como apoyo a las propuestas teóricas que se alían con la geoarqueología para comprender mejor las funciones y la cronología de las estructuras que forman parte de la estructura centurial. Una de las contribuciones metodológicas más interesantes es la de Alain Chartrain que caracteriza los diferentes lugares excavados en función de las diferentes orientaciones de las estructuras agrarias fósiles encontradas, excavadas y datadas en el entorno del yacimiento. 

Los ocho artículos dedicados a los aspectos jurídicos y textuales ponen en evidencia que el objetivo central de la división agraria no es otra cosa que la íntima relación entre el régimen jurídico y catastral con las formas de división para L. Maganzani. La gran mayoría de los especialistas que participan convergen en que el régimen jurídico revestido del aspecto religioso, como ocurre en las sociedades pre-modernas, no es otra cosa que una fuerza para garantizar la validez de los confines y la estructura económica y social existente (Calboli y Alexandrotis), con la excepción de los que pretenden (Palet et alii) que la centuriación sería un “paisaje transportado” (constructo lingüístico de difícil comprensión que se enmarca bien en una tendencia post-procesual) que pondría en evidencia que la centuriación sería una imitación sin fines de explotación y sin mayores consecuencias catastrales. Véase, a contrario, la propuesta de Maganzani o de Capogrossi Colognesi, para quienes el limitatio va de la mano de la imposición fiscal y de la integración/romanización de las estructuras territoriales, de la propiedad de la tierra y de la multiplicidad de derecho locales en la maquinaria jurídica y en la matriz de apropiación de los territorios conquistados (U. Vincenti). Para este último la centuriación es la adición de tres procesos: conquistar, dividir y producir.

La sección más numerosa dedicada a las transformaciones medioambientales que conllevan las centuriaciones comporta 11 artículos. Algunas contribuciones intentan relacionar los datos de la arqueobotánica con las transformaciones de las estructuras agrarias. La contribución de M. Marchesini  y S. Marvelli sobre la región Emilia muestra una evolución de los taxones típica: paisaje abierto, aumento de cultivos  intensivos con gran valor de cambio con la romanización (cereales, plantas textiles…), pero la pregunta es si estas transformaciones pueden relacionarse con la centuriación o cualquier otro tipo de división agraria podría producir la misma taxonomía. Del mismo modo que asaltan las dudas sobre la espacialización de las especies cultivadas con las estructuras agrarias.
 
El congreso sirvió para dar cuenta de uno de los avances más importantes de los últimos años en relación con el estudio de la centuriación, la interrelación entre las bonificaciones, las regulaciones fluviales y las centuriaciones. Como diversos estudios lo demuestran, la centuriación fue un útil de gestión y de regulación de los cursos fluviales y de las aguas excedentarias permitiendo explotar espacios marginales. Los análisis en que interviene la geoarqueología para interrelacionar la impronta espacial de la centuriación con los fenómenos de conservación o reproducción de las retículas centuriales. Para P. L. Dall’Aglio, los aluvionamientos y grandes espesores sedimentarios que ocultan los niveles romanos bajo capas de hasta 5 o 6 m pueden explicar una de las cuestiones que ha dividido a los investigadores del tema: las superposiciones de retículas centuriales. Para el autor, estas pueden aceptarse siempre que sean bloques superpuestos por sectores que justifiquen situaciones geográficas diversas. F. Bertoncello, por su parte, demuestran que algunas de las tramas parcelarias observadas en los años 90 por Gérard Chouquer en la región de Fréjus se encontraban en zonas sumergidas del mar y que, por tanto, son posteriores a esta época, o quizá recreadas a partir de morfogenes. Sin embargo, algunas de las tramas más seguras se consolidan con esta investigación

La última sección, aparte de los poster, dedicada a las transformaciones y evoluciones de las estructuras agrarias, muestra la dinámica de las planificaciones y colonizaciones agrarias históricas. En esta, la gran diferencia, como por otra parte ocurre en todo el compendio, se produce entre los estudios de caso que ofrecen verificaciones arqueológicas por medio de los datos procedentes, por lo general, de la arqueología preventiva y aquellos que se basan exclusivamente en el análisis morfológico. No obstante, no hay que olvidar que la importante arqueología de estructuras agrarias y de los campos que se hace en nuestros días deriva directamente de las hipótesis morfológicas. La verificación, contrastación y conocimientos reales que se invocan en este volumen son fruto de propuestas que se hicieron en el pasado y que solo pueden hacerse desde el análisis morfológico. Inversamente, si hoy en día, se encuentran elementos de estructuras agrarias deben interpretarse en el contexto de una interpretación territorial, sea en el caso de las centuriaciones o de las planificaciones de otras épocas.  En cualquier caso, llama la atención la ausencia en la inmensa mayoría de los trabajos de  la integración de la diacronía en el estudio de los paisajes agrarios. La gran revolución de los años 90 protagonizada por G. Chouquer fue finalizar con los estudios dedicados exclusivamente al análisis de la retícula centuriada e incorporar el resto (en ocasiones mayoritario) de las estructuras agrarias en la comprensión de un territorio. Un planteamiento que dio resultados excelentes al permitir ver las interacciones entre distintas estructuras agrarias que evidencian los sujetos de las dinámicas sociales que subyacen a una intervención y apropiación del territorio. En otras palabras, solo comprendiendo las formas medievales, modernas o contemporáneas podemos apreciar en su justa medida la desaparición o persistencia de la centuriación y solo comprendiendo el peso relativo de cada una de ellas podremos valorar qué sociedad está detrás de las diferentes intervenciones en el paisaje. 

Aparte de la inclusión de algunos trabajos que evacúan todas las problemáticas surgidas en los últimos años, como es el caso del artículo dedicado a las centuriaciones africanas y la más que dudable centuriación Suiza, los volúmenes dan buena cuenta de los alcances logrados en los últimos veinte años: la integración de la arqueología de las formas parcelarias, la comprensión de los procesos tafonómicos para poder leer la morfología agraria, la dificultad de aprehender la centuriación como objeto concluso, la inseparabilidad del objeto de la investigación de los procesos de conquista, división y producción… Sin embargo, el compendio da por buenas todas las posturas y adolece de un enfoque crítico y epistemológico de esta misma línea de investigación. Como he dicho recientemente[1], la legítima duda y el escepticismo imperantes que se trasluce en algunas contribuciones solo pueden combatirse con una mayor reflexión epistemológica

Quizás se explique por esa razón la ausencia de algunos de los nombres más sobresalientes de la investigación y que son abundantemente citados por los participantes en el coloquio.

[1] R. González Villaescusa, Face à la crise épistémologique, davantage d’épistémologie, Etudes Rurales nº 118, 2011, Archéogéographie et disciplines voisines, pp. 9-18.
 

INDICE

Volume I

Guido Rosada, Pier Luigi Dall'Aglio, Sistemi centuriali e opere di assetto agrario tra età romana e primo Medioevo … 11
Guido Rosada, Eius regiones, limites, confinia/determinabo: ei rei ego sum factus finitor (Plaut., Poen., 48 sg.) … 21
Maria Teresa Lachin, Una storia della terra: leggere il paesaggio agrario a nord-est di Padova … 39
Robin Brigand, Une lecture sous SIG des formes parcellaires rurales et urbaines de la plaine centrale de Venise … 53
Antonio Marchiori, Centuriazioni d'Istria: studio evolutivo delle disuguaglianze … 71
Simonetta Menchelli, Per la centuriazione dell'ager Firmanus: analisi integrata di fonti tipologicamente diverse … 99
Cristina Mengotti, Una nuova proposta per l'interpretazione delle divisioni interne della centuriazione di Florentia … 115
Giuseppe Ceraudo, Veronica Ferrari, Fonti tradizionali e nuove metodologie d'indagine per la ricostruzione della centuriazione attribuita all'ager Aecanus nel Tavoliere di Puglia … 125
Alain Chartrain, Da Lattara a Montpellier: una prima archeologia del territorio centuriato. Età romana, età del Ferro … 143
John Peterson, Development of calculations and concepts in the context of South Norfolk A over 20 years … 159
Hèctor Aleix Orengo, Josep Maria Palet Martínez, Methodological insights into the study of centuriated field systems: a landscape archaeology perspective … 171
Brian Campbell, River definitions in Roman technical literature … 189
Gualtiero Calboli, Libera Alexandratos, I confini nei testi degli agrimensori. Considerazioni generali … 195
Mauro De Nardis, L'ager quaestorius di Cures Sabini e lo sviluppo della centuriazione  … 207
Elena Tassi Scandone, Loca communalia e terrae ius Etruriae. Strutture agrarie etrusche e centuriazione romana … 217
Lauretta Maganzani, Agri publici vectigalibus subiecti: organizzazione territoriale, regime giuridico … 227
Luigi Capogrossi Colognesi, Il diritto delle XII Tavole e l'inizio della centuriation …241
Umberto Vincenti, Esclusione o inclusione? Riflessioni a partire dagli agri divisi vel adsignati … 253
Massimiliano Vinci, La responsabilità dell'agrimensore tra fonti giuridiche e testimonianze gromatiche … 257
Pier Luigi Dall'Aglio, Centuriazione e geografia fisica … 279
Paolo Campagnoli, Enrico Giorgi, Centuriazione ed assetti agrari nelle valli marchigiane. Il rapporto tra persistenza e idrografia … 299
Marco Marchesini, Silvia Marvelli, Ricostruzione del paesaggio vegetale e antropico nelle aree centuriate dell'Emilia Romagna attraverso le indagini archeobotaniche … 313
Paolo Camerieri, Andrea De Santis, Tommaso Mattioli, La limitatio dell' ager Reatinus. Paradigma del rapporto tra agrimensura e pastorizia, viabilità e assetto idrogeologico del territorio … 325

Volume II

Maria Luisa Marchi, Modificazioni del paesaggio antico: il territorio di Venusia e Luceria. Indagini e metodi per lo studio di due comprensori coloniali … 13
Arbia Hilali, Centuriations et aménagements de l'espace en Afrique Proconsulaire … 33
Caty Schucany, Faut-il envisager une centuriation dans la vallée moyenne de l'Aar (CH) au 1er siècle après J.-C.? Un cas prometteur … 45
Philippe Leveau, Centuriations et territoire en Basse Provence (cités d'Arles et d'Aix). Une contribution critique … 55
Frédérique Bertoncello, Dynamique du paysage et centuriation dans le territoire de Forum Iulii, Fréjus (Var, France) …75
Eric Dellong, Appréhender la cadastration antique à partir de la cartographie des structures archéologiques: l'exemple de la cité de Narbonne … 93
Josep Maria Palet Martínez, Hèctor Aleix Orengo Romeu, Santiago Riera mora  Centuriación del territorio y modelación del paisaje en los llanos litorales de Barcino (Barcelona) y Tarraco (Tarragona) … 113
Elisabeth Zadora-Rio, Planifications agraires et dynamiques spatio-temporelles … 133
Helena Paula Carvalho, Francisco Azevedo Mendes, Centuriazione ed evoluzione degli assetti agrari intorno alla città di Bracara Augusta (Hispania Citerior Tarraconensis) … 155
Ricardo González-Villaescusa Philippe Boisinot, Jonathan Castro Orellana, Arco Iris Eiriz Vidal, Didier Marcotte, Joan Roig Ribas, Ex libris Magonis et Vegoiae auctorum… Estructuras agrarias antiguas en Ebusus … 167
Carlotta Franceschelli, Fréderic Trément,  Gestione delle acque e organizzazione dello spazio agrario nel Grand Marais de Limagne in età romana … 189
Ilaria Di Cocco, L'evoluzione ambientale della pianura bolognese: il contributo dello studio della carta di Andrea Chiesa (1740-1742) … 209
Cristina Corsi, Frank Vermeulen, Il contributo della cartografia storica per lo studio delle divisioni agrarie nella bassa valle del Potenza nel Piceno … 227
Matteo Frassine, Sandra Primon, La centuriazione di Altino: nitidezza di segno e labilità di significato … 249
Marta Flórez i Santasusana, Josep Maria Palet Martínez, La Layetania interior: estudio arqueomorfológico en un área urbana (Vallès, Barcelona). Aspectos metodológicos … 257
Paolo Camerieri, Dorica Manconi, La pertica della colonia latina di Spoletium nel quadro dei nuovi studi sulle centuriazioni della valle umbra … 263
Michele Silani, Tommaso Casci Ceccacci, Lettura integrata del paesaggio per la ricostruzione della centuriazione nelle valli dei fiumi Cesano e Misa (Marche, Italia) … 275
Denis Francisci, Le sepolture come indicatori di centuriazione. Due casi di studio del Trentino-Alto Adige / Südtirol (Italia) … 283
Paul Blockley, Stefania Jorio, Gianluca Mete, Nuove acquisizioni sull'ager Laudensis … 289
Pier Luigi Dall'Aglio, Giusseppe Marchetti, Kevin Ferrari, Marco Daguatti, Tra Adda e Serio Morto: modifiche ambientali e centuriazione al confine tra ager Bergomensis e ager Cremonensis … 295
Serena Solano, Modifiche e trasformazioni del paesaggio nella Valcamonica romana … 305
Paola Ventura, Problemi di tutela del paesaggio antico: il caso del Friuli Venezia Giulia … 313
Francesco Tarlano, Ipotesi sulle suddivisioni agrarie nell'agro grumentino in età romana … 323
Françoise Sudi-Guiral, Les servi publici mensores de Sipontum et Luceria (CIL, IX, 699, 821) … 329