miércoles, 3 de septiembre de 2014

ANTIGÜEDADES Y OPIO, LA FINANCIACION DEL TERRORISMO INTERNACIONAL

Captura de pantalla del documental
"Des trésors contre des armes"
Es conocido el papel del opio en la financiación del terrorismo internacional. Menos conocida, aunque en alguna ocasión hemos hecho referencia a este problema en Siria, Libia, Irak o Egipto, es la relación de la venta de antigüedades en el mercado internacional, así como la incidencia de los conflictos civiles o las guerras en el incremento de este tráfico y en la financiación del terrorismo. Pero nada tan pedagógico como la noche temática de la cadena franco-alemana Arte en su versión original y en su programación francesa: THEMA. Presten atención los espectadores españoles que puedan estar interesados cuando se transmita por la 2 de TVE en su momento oportuno, quizá en unos 10 meses.

En la noche del 2 de septiembre pudimos ver dos documentales coproducidos por la productora alemana SWR y Arte, con la colaboración de APSA, (la Asociación siria para la defensa del patrimonio) que han puesto en evidencia esta relación. El primero, una investigación sobre las mafias del tráfico de Antigüedades, "A la poursuite des pilleurs de temples" (En busca de los saqueadores de templos) narra las peripecias de una estatua de un Buda robado y sacado del país durante la guerra civil de Camboya en 1972 y la intervención de l'École française d’Extrême-Orient y la UNESCO para su restitución definitiva al país de origen en 2013.

Vista vertical de Apamea © Goggle Earth 2011
al norte y al sur del cardo máximo porticado
El segundo,"Des trésors contre des armes" (Tesoros a cambio de armas) nos cuenta las investigaciones realizadas para seguir la pista de los objetos recuperados en excavaciones furtivas de los aldeanos de Afghanistan, Irak o Siria, de cuyos resultados se financian los grupos armados como Al Qaeda o Hezbolá. Este tráfico es una fuente de ingresos para el terrorismo mundial porque los aldeanos próximos a los yacimientos arqueológicos viven de una "economía de la desesperanza", no obteniendo más que el 1 o el 5 % del valor final del objeto en Europa; porque los propios ejércitos (regulares, de ocupación...) hacen la vista gorda sobre el tema; porque los grupos terroristas los promocionan o hacen de intermediarios; porque algunos aduaneros corruptos lo permiten; porque los anticuarios las compran a sabiendas de su origen contrario a la legalidad internacional; y porque, finalmente, un público, compuesto de gente de alto poder adquisitivo y diplomáticos de alto rango los compran en la ciudad que es el centro mundial del comercio de antigüedades: Bruselas. las grabaciones con cámara oculta lo demuestran de forma evidente. Algunos anticuarios no tienen escrúpulo alguno en aceptar que es un comercio completamente ilegal, mientras que la policía federal belga se ve completamente desbordada ante los hallazgos que encuentran en la aduana.

Vista de Apamea © Goggle Earth 2012 con 14 600 fosas
Muestra de la indiferencia de las fuerzas militares que ocupan el territorio ante este saqueo es la imagen que ofrece el documental cuando muestra el contraste  entre las antiguas escenas aéreas de la ciudad antigua de Apamea, en Siria, antes y después de la guerra civil que aun sacude el país (visibles en Google Earth).

En el documental se da cuenta de cómo Mohammed Atta, uno de los autores de los atentados del 11S, contactó con un intermediario para venderle antigüedades procedentes de Afghanistán. El saqueo de yacimientos arqueológicos es un fenómeno que existe desde las primeras civilizaciones, pero, a diferencia de los saqueadores de tumbas del antiguo Egipto, que fundían el oro y la plata del producto de sus "excavaciones", el saqueo de hoy se beneficia de que los objetos así recuperados son "más caros que su propio peso en oro" por el valor añadido "antigüedad" que poseen. De esta manera, vendiendo el producto de estos expolio, el terrorismo yihadista financia la destrucción de una civilización y destruye su pasado pre-islámico.

miércoles, 27 de agosto de 2014

SAN MARTÍN DE FRÓMISTA (PALENCIA): EQUILIBRIO ENTRE CONSERVACIÓN Y USO

Siendo grandes seguidores de las informaciones de El País, la verdad es que la información de este periódico en relación con el patrimonio suele dejar bastante que desear. 

Valga como muestra estos artículos, desde el simple titular del primero hasta, la pobre visión de "paisaje" que se desprende de su lectura, o las poco explícitas fotografías del artículo "El nuevo 'skyline' de Frómista" que se relaciona bien poco con el texto. Pues ni se produce un nuevo skyline, ni éste parece modificarse sensiblemente, a juzgar por las fotografías.


El Partenón en mayo de 2013
El Partenón en mayo de 2013
Por otra parte, la presencia de andamios o grúas es consustancial a las construcciones y, es de rigor y ley que estos se usen cuando se construyen edificios adyacentes o cuando se restauran edificios que forman parte del patrimonio. O, si no ¿cuántos de nosotros no nos hemos visto sorprendidos, tras años de querer rendir visita a un monumento, por la presencia de andamios en el Partenón, Notre Dame, o la Tour de saint Jacques de París? Estos no cumplen sino con el deber de proteger el patrimonio mal que nos pese, como al autor del blog de viajes El Pachinko, en su entrada "Benditos monumentos, malditos andamios". La presencia de andamios en un edificio próximo a San Martín de Frómista es meramente una anécdota coyuntural.

Nos remitimos a las declaraciones, al final del artículo del 24 de agosto, del catedrático de Geografía de la Universidad Complutense Miguel Ángel Troitiño cuando afirma que se trata de una “dialéctica un poco perversa” entre el desinterés y la falta de control en las zonas rurales y una normativa escrita en abstracto y que puede tener consecuencias indeseadas. “Hay que buscar el equilibrio entre la conservación y el uso. No es fácil, pero es necesario”.  

El País, 26 de agosto de 2014

El valor de los bienes histórico-culturales reside en ellos mismos, pero también en el paisaje que les rodea

El pequeño pueblo de Frómista, en Palencia, es visita obligada de los peregrinos en el Camino de Santiago para ver la iglesia de San Martín, una joya del románico pleno construida entre los siglos XI y XII. Pero hoy el visitante contempla —en general, con horror— que los andamios que se levantan junto al templo llaman más la atención que el propio monumento. Es una obra en construcción de dos viviendas que, al cambiar la orientación y la situación del patio, impacta enormemente sobre la vista general de la iglesia. El ejemplo es de Frómista, pero serviría para otras joyas de la arquitectura.

Los propietarios dicen que el terreno es suyo y que han seguido punto por punto los requerimientos hasta conseguir los permisos. La Junta de Castilla y León apunta que confía en el buen hacer y la profesionalidad de la Comisión de Patrimonio de Palencia, que ha exigido una serie de requisitos de diseño antes de dar su visto bueno; y el alcalde de Frómista señala que apenas ha cambiado la imagen de la plaza.

Sin embargo, por más que sea una actuación legal, la polémica que ha desencadenado merece una explicación por parte de la Comisión de Patrimonio que ha supervisado el proyecto —rechazó dos antes de aprobar el tercero—, ya que se trata de un bien sobre el que se han aplicado, además, criterios estéticos. Y ya sabe que estos son siempre discutibles, aunque los tomen técnicos cualificados.

Los expertos en patrimonio coinciden en que el valor de este tipo de bienes histórico-culturales reside en ellos mismos, pero también en el paisaje que los rodea —y que el visitante empieza a disfrutar desde el momento en que se produce la aproximación al mismo—, por lo que devaluar el entorno supondría devaluar el propio monumento.

No es fácil conjugar en estos casos la protección del bien común con el derecho a la propiedad privada y el respeto a la vida de unos pueblos pequeños para los que el patrimonio es una riqueza, pero también puede ser una losa si condiciona en demasía su cotidianidad. Pero para acertar —o para equivocarse menos— probablemente hace falta debate y para eso son necesarias las explicaciones de aquellos que toman las decisiones.

© Julián Rojas / El País
El País, J. A. Aunión, 24 de agosto de 2014

La reconstrucción de un piso irrumpe en el entorno de una joya románica en Palencia

Una turista hace fotografías en Frómista (al norte de Palencia), en la plaza de la Iglesia de San Martín, una joya del románico en el Camino de Santiago que el año pasado visitaron 55.000 personas. Pero la señora no apunta con su cámara a la iglesia, sino a la obra de construcción de dos viviendas a escasísimos metros del vértice derecho del templo. “¡Oiga! Pero ¿qué están haciendo aquí?”, pregunta a los obreros. “Pues lo mismo que había, señora”, responde uno sin ocultar su hartazgo.

La polémica en este pequeño pueblo de 840 habitantes ha saltado a las redes sociales, donde se ha acusado de todo tipo de cosas a quienes están construyendo junto a la iglesia románica dos viviendas que han calificado como “aberración”. La respuesta de los propietarios, el Consistorio y la Junta de Castilla y León es que el proyecto, en un terreno privado donde ya había un edificio desde hace más de un siglo, cumple la norma y tiene el visto bueno de la Comisión de Patrimonio de Palencia.
Románico pleno

Antiguo aspecto de la plaza © F. Frontela de El País
Pero la cuestión es que hoy la obra choca violentamente a la vista, ya sea porque la “gente tiene la memoria muy frágil”, como dice el alcalde, Fernando Díez Mediavilla; porque los andamios son muy llamativos, por lo feos y aparatosos; o porque, en realidad, una parte del edificio de dos plantas en construcción, la más cercana a la iglesia, está colocado sobre el patio de la antigua casa, que tenía una valla mucho más baja y causaba un impacto visual bastante menor (puede compararse entre la fotografía tomada el pasado miércoles y otra del año pasado). Todo ello, en época álgida de visitantes a una iglesia de siglo XI declarada Bien de Interés Cultural y que forma parte del Conjunto Histórico del Camino de Santiago.

El alcalde de Frómista insiste en que el templo se ve exactamente igual que antes. De camino a la plaza de San Martín donde se ubica, se va cruzando con vecinos que le felicitan por alguna intervención en la radio sobre el asunto. “Estoy contigo al cien por cien”, dice uno. La intrahistoria de la obra de la discordia es la siguiente: dos hermanos a punto de jubilarse quieren volver al pueblo, a la casa donde nacieron. Deciden tirarla y rehacerla y, tras ver rechazados dos proyectos, reciben todos los permisos con el tercero. Dejan parte del solar libre, a la espalda, por si una tercera hermana quiere también construir. Ella regenta una tienda en el pueblo. De hecho, la entrada constante de gente para preguntarle por la polémica es lo que, asegura uno de sus sobrinos, le provocó un infarto que le llevó al hospital esta última semana (ya está dada de alta).

“¿Quieren mantener los pueblos a costa de que nos vayamos todos?”, dice el alcalde

La propiedad lleva en la familia, al menos, desde finales del siglo XIX, añade el sobrino antes de remitirse a un comunicado que, dice, entre otras cosas: “Haciendo uso de su derecho a la propiedad privada, edifican sus dos viviendas sin ocupar un solo metro de suelo público, sin excederse en alturas, superficies o volúmenes y siendo respetuosos con el entorno”.

En los primeros proyectos, la familia asegura que quería mantener el patio donde estaba y el edificio, lo mismo, un poco más lejos del templo, pero Patrimonio obligó a cambiar la orientación y dejar el patio detrás para mantener la continuidad de la plaza. La Consejería de Cultura de Castilla y León ha pedido un informe sobre el asunto, pero defiende, en todo caso: “Se trata de una decisión urbanística y patrimonial de carácter técnico. Confiamos en que los miembros de la comisión han analizado cuál era la mejor solución para el conjunto urbano que rodea la iglesia”. La nueva construcción ha de cumplir exigencias sobre “tipología, diseño de fachada, materiales, alturas...”.

El templo, en el Camino de Santiago, fue visitado en 2013 por 55.000 personas

“Aquí no podemos construir como queramos”, cuenta el alcalde de Frómista. En la localidad valoran el turismo —reciben cada año de 70.000 a 80.000 peregrinos, sin contar los turistas que van solo por las iglesias; el pueblo tiene 840 habitantes y 16 bares y restaurantes—, pero se quejan de las servidumbres.

Frómista tiene tres zonas protegidas alrededor de bienes de interés cultural: la iglesia de San Martín; la de Santa María del Castillo (fechada entre los siglos XIV y XV) y toda la calle Francesa, por donde pasaban los peregrinos antiguamente. Para construir o para arreglar una ventana o una puerta, hay que utilizar ciertos materiales que muchas veces son más caros o no sirven. “Por ejemplo, pones madera y al poco está combada, porque aquí el problema es el invierno, con el frío y el sol. Y las ayudas, que igual cubren el 10%, llevan unos trámites que no te merece la pena”, se queja el alcalde, del PP, agricultor de profesión. “¿Quieren mantener los pueblos a costa de que nos vayamos todos?”.

El catedrático de Geografía de la Universidad Complutense Miguel Ángel Troitiño habla de una “dialéctica un poco perversa” entre el desinterés y la falta de control en las zonas rurales y una normativa escrita en abstracto y que puede tener consecuencias indeseadas. “Hay que buscar el equilibrio entre la conservación y el uso. No es fácil, pero es necesario”, asegura. “Si el entorno está descuidado, el bien en sí se acaba perdiendo”, añade. En una zona que había un edificio de dos plantas, es lógico que se pueda reconstruir un edificio similar, “pero no uno de cuatro, ni tampoco uno de dos alturas sobre el lugar donde había patio”.

domingo, 10 de agosto de 2014

NUEVOS HALLAZGOS FECHAN EL ´CASTELLUM´ DE CAN BLAI EN EL SIGLO IV

Ultimos días de excavación de 2014 © C. C.
Un resto de cerámica procedente del norte de África resulta determinante para datar el yacimiento

Carmelo Convalia, Diario de Ibiza, 30 de julio de 2014

La campaña de excavación arqueológica que está desarrollando estos días la Universidad de Niza - Sophia Antipolis, junto con el Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera en el castellum romano de Can Blai, cerca de es Caló, con la colaboración del Consell de Formentera, está siendo determinante para avanzar en el conocimiento y fijar la fecha exacta de la construcción de esta fortificación del bajo imperio romano.

El director del proyecto y catedrático de Historia Antigua y Arqueología de la mencionada universidad francesa, Ricardo González , avanzó ayer a este periódico que el hallazgo de un muro que compartimenta una parte del yacimiento y la presencia de un resto de cerámica procedente del norte de África permiten determinar que esta construcción no data del siglo III sino del siglo IV después de Cristo.

Desde el pasado dos de julio, el equipo de especialistas, en el que participan estudiantes de Historia de la Universidad de Niza y de otras universidades españolas, está trabajando en una de las mitades del yacimiento. El director de la excavación explica que el pasado año pudieron «tomar el pulso» a la estructura del castellum pero afirma que «esta campaña está siendo muy importante». Esta relevancia se basa en el mencionado hallazgo, que se produjo cuando comenzaron a levantar sucesivas capas de tierra hasta llegar al sustrato pedregoso: «Hemos descubierto el negativo de un muro que divide el yacimiento y que estaba sujeto con argamasa, esto significa que la superficie debería estar compartimentada en distintas estancias, en barracones probablemente».

Esa labor les ha permitido llegar hasta el suelo original y justamente en ese nivel han encontrado «un resto de cerámica que corresponde a un periodo posterior y que sitúa el yacimiento a finales del siglo III o principios del IV después de Cristo, por lo que podemos afirmar que este asentamiento es del siglo IV», subraya González.

Un año más de trabajo
Ese trozo de cerámica, que puede parecer, en principio, de poca importancia, resulta clave para los investigadores ya que significa que tendrán «trabajo para un año más como mínimo». El motivo es que si han encontrado ese testimonio que ha dejado la historia puede haber más: «Por muy tenues que puedan parecer en principio esos restos son reales y resultan muy importantes para poder llegar a entender mucho mejor el yacimiento», subrayó González.

Este especialista concluye que la fortificación romana «estuvo ocupada y fue arrasada por la erosión pero también por la recuperación de piedras y losas durante la época islámica». González afirma que todos los indicios apuntan a que la puerta debía ser de doble arco construido «con piedras de cierta entidad», y que por ello no aparecen los cimientos de piedra de este único acceso cuya existencia fue demostrada durante la campaña que el mismo equipo detectó el pasado año tras hallar una tachuela metálica que formaba parte de la puerta.

El equipo | Los nuevos métodos de investigación permiten avanzar en la historia
La primeras excavaciones que se realizaron del ´castellum´ romano de Can Blai son de los años ochenta, cuando no se contaba con los mismos métodos de investigación ni las mismas perspectivas que ahora. Por eso Ricardo González señala que los nuevos métodos de investigación les han permitido la identificación de los suelos encontrados o la demostración de su posterior destrucción, que les permite afirmar que la fortificación fue ocupada. Pero además les abre la puerta a seguir excavando en las zonas que no se han tocado con la esperanza de encontrar vestigios que arrojen luz sobre la historia de este yacimiento. Ricardo González señala que el equipo de investigación ha seguido trabajando en el estudio arquitectónico con la recogida de restos de mortero para su posterior análisis en laboratorio. Durante todo el mes, el trabajo de campo se ha complementado con conferencias de especialistas que han permitido a los estudiantes profundizar en sus conocimientos.

INFORMATIU IB3 CASTELLUM CAN BLAI

Informatiu IB3, Excavacions de Can Blai, 17 de julio de 2014

EXPEDICIÓ CAN BLAI

Televisió d'Eivissa i Formentera, 10 de julio de 2014





ARQUEOLOGÍA PARA UNIVERSITARIOS

Los alumnos siguen la rueda de prensa © C. C.
Arqueología para universitarios

Carmelo Convalia, Diario de Ibiza, 3 de julio de 2014

La Universidad de Niza, la Casa Velázquez y el Consell de Formentera avanzan para crear una universidad de verano homologada | Las jornadas de arqueología sobre el ´castellum´ romano de Can Blai contarán estos días con prestigiosos profesores

El catedrático de Historia Antigua y de Arqueología en l´Université de Nice Sophia-Antipolis, Ricardo González, avanzó ayer en la presentación de las jornadas sobre arqueología que se desarrollan en Formentera hasta final de este mes, que esta iniciativa académica puede convertirse en el embrión de una universidad de verano cuyas enseñanzas estén homologadas con créditos válidos para los estudiantes de grado interesados.

La idea la lanzó ayer junto a la consellera insular de Educación, Cultura y Patrimonio, Sonia Cardona, durante la presentación de las jornadas de arqueología del castellum romano de Can Blai, un fortín tardo romano de vigilancia costera del Mediterráneo occidental de finales del siglo II después de Cristo situado a la altura del kilómetro 10,5 de la carretera principal, poco antes de es Caló. El objetivo es dar consistencia académica a los contenidos y prácticas asociadas a esta excavación, que ahora inicia su segunda campaña [tercera después de las de 1979 y 1980, n. de plaudite ciues]. En esta iniciativa, que se prolonga hasta final de mes, además de la mencionada universidad y del Consell colaboran otras instituciones como el Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera y, este año, la Casa Velázquez, que es la escuela de altos estudios hispánicos e ibéricos que tiene Francia en el exterior, además de dos fundaciones (Unice y Pronoia) y del CEPAM, organismo dependiente del CNRS francés, el equivalente al Centro Superior de Investigaciones Científicas español.

Del 230 al 300 después de Cristo
El director del proyecto explicó que en esta edición el trabajo de campo se centrará en la mitad sureste del yacimiento, en donde se situaba la puerta de acceso, cuya presencia se confirmó el pasado año durante la primera intervención que ahora continúa. Originalmente el yacimiento ya fue estudiado en 1979 y 1980. La intención es profundizar en ese acceso buscando nuevos restos que puedan arrojar luz sobre la actividad que se desarrollaba en este fortín romano de tipo quadriburgium, fechado entre los años 230 y 300 después de Cristo.

A las jornadas asisten 21 alumnos de las universidades de Niza, Barcelona, Alicante, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y la Universidad Juan Carlos I de Madrid.

El programa se completa con 14 conferencias, abiertas al público, sobre temas relacionados con Can Blai que se celebrarán en la sala de actos del área de Cultura. Entre los ponentes destaca Raymond Brulet, catedrático de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), o Patrick le Roux, catedrático emérito de la Universidad París XIII. El ciclo cuenta con la presencia de nueve profesores universitarios.

Ricardo González destacó las facilidades que les ha dado el Consell de la isla, con el que la Universidad de Niza ha firmado un primer convenio de colaboración académica.

CICERONES, INTRUSOS Y TURISTAS

Visita guiada de los Mausoleos de Llíria
Josep Vicent Lerma
LEVANTE-EMV, 29 de junio de 2014

La reciente publicación en la prensa local de titulares de la guisa de “Una oportunidad para trabajar de guía turístico”, en la que se daba cuenta de un taller de empleo financiado por el Fondo Social Europeo para formar parados mayores de 45 años como nuevos cicerones de mercados y monumentos municipales, nos ha espoleado a revisar y analizar de modo compartido el estado actual este sector en alza del turismo cultural de nuestras ciudades costeras, especialmente en auge por mor de los altibajos del tráfico mediterráneo de cruceristas (Levante-EMV, 4-03-2014).

En este orden de cosas, al margen del Decreto 90/2010 de la Conselleria de Turismo de la Generalitat Valenciana por el que se modificaba el reglamento regulador de la profesión de guía turístico, lo cierto y verdad parece ser que la honrada labor de guía o acompañante está “liberalizada” y no requiere en la práctica de habilitación alguna para su desarrollo en la vía pública.

Distinta cosa es de acuerdo con la normativa legal el guiar a grupos de visitantes dentro de los llamados antiguamente Monumentos Nacionales y ahora Bienes de Interés Cultural (BIC´s), que sí requiere, en efecto, del correspondiente título de guía oficial, con conocimientos de idiomas, ya sean éstos reales sitios como el Escorial, jardines históricos como el de Aranjuez, acrópolis como el castillo de Sagunto o museos estatales como el propio Prado, siendo considerado a tenor del artículo 16 del citado reglamento autonómico una infracción muy grave el ejercicio clandestino de esta actividad, al menos en el ámbito valenciano.

Por su parte los museos y monumentos de Valencia disponen desde 2013, a través de concesión administrativa, de un solvente servicio de visitas guiadas para colegios y turistas que lo soliciten, si bien con la ininteligible peculiaridad de no ser de aplicación extensiva a la visita de la arquitectura histórica más frecuentada del Cap i casal, la célebre Lonja de los Mercaderes del maestro Pere Compte.

Edificio emblemático del gótico civil europeo y Patrimonio de la Humanidad desde 1996, restaurado exquisitamente por el arquitecto conservador Manuel Ramírez, que no obstante haberse dotado de un innovador acceso de visitantes, a tenor de los datos disponibles a día de hoy de la Oficina de Estadística, perdió paradójicamente más de 100.000 visitantes entre los años 2011 (602.522) y 2012 (481.957).

Panorama regional comparativamente matizado por la puesta en marcha en universidades francesas como la de Niza - Sophia Antipolis de nuevas licenciaturas profesionales como la de “Guide Conférencier, para formar agentes profesionales de la promoción del patrimonio cultural local, sustitutivas del anterior diploma expedido por una docena de ellas de “Guide Interprète National”.

Por consiguiente, como conclusión de toda la anterior casuística más o menos gremial y al margen de la típica picaresca de los free walking tours piratas, en nuesta opinión cabe colegir la necesidad de potenciar el nicho de empleo que supone para arqueólogos en paro y otros graduados superiores el turismo cultural, por medio de una búsqueda de la excelencia en la mejora de la cualificación de sus protagonistas legítimos y de una mínima regulación administrativa del mismo, a modo de auténtica policía turística, por parte de las consellerias competentes en materia de Turismo y Cultura.

sábado, 19 de abril de 2014

LA FENOMENOLOGÍA ARQUEOLÓGICA DEL CONSUMO EN LA ANTIGÜEDAD

Las actas del X Congreso de la Asociación AGER celebrado en Lille entre el 4 y el 6 de abril de 2012, sobre el Consumo en el mundo rural de la Galia romana ya han sido editadas por la Revue du Nord y puestas a la venta.

Xavier Deru, Ricardo González Villaescusa (dir.), Consommer dans les campagnes de la Gaule romaine, Actes du Xe congrès de l'Association AGER, Revue du Nord. Hors série. Collection Art et Archéologie n° 21, 2014.

ISSN: 1295-1315 - ISBN: 979-10-93095-00-4

Texto de contraportada

El concepto de consumo es ambiguo y sospechoso. Ambiguo porque forma parte de la clasificación dual de los yacimientos que hacemos los arqueólogos, cuando distinguimos entre « asentamientos de producción » por un lado, y, « asentamientos de consumo », por otro, o, lo que viene a ser lo mismo, todos los yacimientos que no son de producción. Una clasificación que es válida, tanto para los asentamientos residenciales rurales, como para las aglomeraciones, los santuarios o las necrópolis. Sospechoso, porque « sociedad de consumo » o « consumismo » son, a menudo, empleados en sentido peyorativo. El consumo es percibido, bien como un mestizaje cultural cuando es de masas, o como forma de distinción, de exclusión, cuando es practicado por las élites. Si bien es cierto que nuestra « sociedad de consumo » no es comparable a las sociedades de la Antigüedad, una reflexión sobre « la » sociedad de consumo puede ayudarnos a comprender el « consumo », lo que significa, abordar, desde otro punto de vista, menos frecuente, la producción en la Antigüedad.

Sumario

Préface … … M. Reddé


Se nourrir
  • "L’essor des blés nus en France septentrionale : systèmes de culture et commerce céréalier autour de la conquête césarienne et dans les siècles qui suivent"… … Véronique Zech-Matterne, Julian Wiethold, Bénédicte Pradat
  • "Mouture de subsistance, d’appoint et artisanat alimentaire de rendement. Les meules gallo-romaines entre villes et campagnes dans le nord de la Gaule"… … Paul Picavet
  • "Le matériel de mouture des habitats du Pôle d’activités du griffon, à Barenton-Bugny et Laon (Aisne)" … … Alexandre Audebert, Vincent Le Quellec
  • "Les meules rotatives en territoire carnute : provenances et consommation"… … Boris Robin
  • "La consommation des poissons en France du nord à la période romaine. Marqueur socio-culturel et artefacts taphonomiques"… … Benoît Clavel , Sébastien Lepetz
  • "Coquillages des villes et coquillages des champs : une enquête en cours"… Anne Bardot-Cambot
  • "La consommation des ressources animales en milieu rural : quels indices pour quelle caractérisation de cet espace socio-économique ?" … … Tarek Oueslati
  • "Caractérisation de la consommation d’origine animale et végétale dans une exploitation agropastorale du début de l’Antiquité à Vitry-en-Artois (Pas-de-Calais)" … … Sophie Lefebvre, Emmanuelle Bonnaire, Samuel Lacroix, Oscar Reverter-Gil
  • "La diversité morphologique du porc en tant qu’indicateur des mécanismes de gestion de l’élevage porcin et de l’approvisionnement des villes romaines. Apport de l’analyse du contour des troisièmes molaires inférieures du porc" … … Tarek Oueslati, Catherine Cronier
  • "Une économie de marché entre la ville de Tongres et son arrière-pays ? Les exemples de la gestion des ressources animales et de l’approvisionnement en céramique" … … Fabienne Pigière, Annick Lepot
  • "De la viande et des pots dans la proche campagne d’Avaricum (Bourges-Cher) : exemple de la villa de Lazenay et mise en perspective"… … David Germinet, Emmanuel Marot, Marilyne Salin
  • "La céramique des quatre habitats du IIIe siècle du « Pôle d’activités du Griffon » à Barenton-Bugny et Laon (Aisne)" … … Amélie Corsiez
  • "La consommation alimentaire d’après la céramique en Champagne : comparaisons raisonnées entre la capitale des Rèmes et son territoire" … … Anne Delor-Ahü, Pierre Mathelart
  • "La consommation de denrées méditerranéennes dans les milieux ruraux de la Cité des Tongres : le témoignage des amphores"… … Noémie Nicolas

Se loger
  • "La circulation des terres cuites architecturales dans le sud-est de l’Entre-Sambre-et-Meuse et zones contiguës, d’après la répartition des estampilles"… … Laurent Luppens , Pierre Cattelain
  • "Diffusion des tuiles dans le nord de la Gaule : le cas de la région d’Orchies (Nord)" … … Guillaume Lebrun, Gilles Fronteau

Échanger
  • "La monétarisation des grands domaines ruraux de Gaule septentrionale : une problématique nouvelle"… … Jean-Marc Doyen
  • "La circulation monétaire dans les campagnes du Languedoc à l’époque gallo-romaine : une première approche"… … Marie-Laure Berdeaux-Le Brazidec
  • "Apports de l’ACR « Céramiques de cuisine d’époque romaine en région Rhône-Alpes et Sud-Bourgogne » à la question des faciès céramiques urbains et ruraux : bilan, limites et perspectives"… … Guillaume Varennes, Cécile Batigne-Vallet, Christine Bonnet, François Dumoulin, Karine Giry, Colette Laroche, Odile Leblanc, Guillaume Maza, Tony Silvino
Consommer à l’échelle du site et de la région
  • "Produire et consommer dans l’arrière-pays colonial de Lugdunum et de Vienne : étude de cas"… … Matthieu Poux
  • "La Vulkaneifel d’ouest comme lieu de consommation et de production du Ier au IVe siècle"… … Peter Henrich


lunes, 7 de abril de 2014

FORMACIÓN Y EJERCICIO PROFESIONAL

Ruinas del castro de Baroña, © Javier García Blancoe

Hace un tiempo que tenemos que recordar a algunos colegas que el problema no es exclusivo de la formación que damos en las universidades a los alumnos que quieren, algún día, ejercer como arqueólogos. 

Buena parte de la responsabilidad es de las administraciones de lo patrimonial que deciden y establecen los criterios que determinan el ejercicio en su ámbito territorial de una práctica profesional. Si a los instaladores de conducciones de gas se les pide un examen, a los ingenieros de minas se les exige "la titulación correspondiente o un máster en esa misma ingeniería", parecería lógico aplicar criterios equiparables para la práctica del ejercicio de la arqueología. No es un agravio comparativo, como afirma Asociación de Empresas Galegas de Arqueoloxía (AEGA), si la Xunta considera que no es necesaria una formación específica para ser arqueólogo, sino que estamos ante la sublimación de una consideración tecnocrática de la arqueología como eliminación de cargas históricas del subsuelo al alcance de cualquiera.

La decadencia del estado del bienestar no es evidente solamente en el retroceso en la atención sanitaria, la falta de aplicación en la ley de la dependencia o en derechos elementales como la justicia universal y gratuita para quienes no pueden permitírsela. Si ya dejaba desear los resultados de la práctica arqueológica preventiva anterior a decisiones como esta de la Xunta de Galicia, con arqueólogos titulados, podemos imaginar la pérdida de información arqueológica que conllevará una decisión que acabará, nos tememos, por extenderse. Y, además, con la conciencia tranquila de haber cumplido la ley.

Arqueólogos alertan de que la Xunta no exige formación específica

Ven un "agravio" que convoque oposiciones para el sector sin pedir los estudios adecuados

La Opinión de A Coruña 6 de abril de 2014

La Asociación de Empresas Galegas de Arqueoloxía (AEGA) denunció ayer el "agravio" hacia su colectivo por parte de la Consellería de Cultura al convocar unas oposiciones para ocupar plazas de arqueología en las que no se requiere formación específica. Según denuncian, la Xunta considera suficientes las titulaciones de Historia, Historia del Arte, Humanidades, Antropología o "los grados correspondientes".

Los arqueólogos alertan de "las consecuencias que puede acarrear sobre la conservación del patrimonio gallego". Según denunciaron, estas oposiciones son un "agravio comparativo" con respecto a otros profesionales y ponen algunos ejemplos, como que para acceder a un puesto de ingeniero de minas se exige "la titulación correspondiente o un máster en esa misma ingeniería".

martes, 18 de marzo de 2014

CABALLERIZAS, RUINAS PERTINACES Y SIG´s

Muralla islámica en el subsuelo del Temple
Josep Vicent Lerma
Levante-EMV, 8 de marzo de 2014

La pertinente reconvención de Julio Monreal por nuestra sequía epistolar invernal en Levante-EMV, nos permite argüir a modo de descargo el argumento de la casi insuperable dificultad de, parafraseando al desparecido Miquel Barceló, escribir acerca de nada en punto a la en esencia ahora inédita gestión institucional del patrimonio histórico valenciano.

Con todo, la reciente irrupción de la guadianesca noticia de la descatalogación para derribo en Ciutat Vella de unas presuntas caballerizas del siglo XIX en la trasera del palacio gótico de los Escrivà de Romaní (Levante-EMV, 21-02-14), aparentemente desmentido a los pocos días por el concejal de urbanismo y aún con el asunto en el aire, a juzgar por los juicios de valor negativos sobre este edificio anexo del mediático arquitecto J.M. Lozano, sustentados en estratigrafías murarias externas y tapujos museísticos. Además de poder ilustrar a modo de ejemplo los potenciales riesgos de la penúltima reforma ad hoc de la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano, deslizada sin alharaca en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2013 para evitar la judicialización de casos como el del controvertido Jardín de Monforte, en virtud de la cual los ayuntamientos con Planes Especiales de Protección (PEP) de sus Bienes de Interés Cultural (BIC) aprobados, han asumido la gestión directa de sus entornos de protección sin el filtro previo de la Conselleria de Cultura, con la vergonzante excepción de las intervenciones arqueológicas urbanas. No ha dejado de retornarnos a la memoria, cual fulminante infusión de rabos de pasa, como fue el maestro de periodistas, recientemente premiado en sus propias palabras por “ser un incordio para media Valencia y a parte de la otra”, Ferran Belda el primero en utilizar subliminalmente por sus connotaciones peyorativas el término “caballerizas” en uno de sus antológicos Bastos “La cordura vuelve al Real” (Levante-EMV, 27-01-1989), para referirse entonces a una construcción igualmente polémica, el Palacio del Real de Valencia.

Por lo demás, los paralizados desde hace más de un año trabajos de restauración del neoclásico Palacio del Temple, devueltos al primer plano de la actualidad por el despido de su arquitecto-estrella Carlos Meri por parte del Ministerio de Hacienda (Levante-EMV, 28-02-14), junto al memorable fiasco arqueológico de la calle Ruaya, a la que ya dedicamos nuestro “La excavación del millón de dólares” (Levante-EMV, 17-07-08), constituyen en nuestra opinión el paradigma hoy en día de la gerencia autonómica de una Arqueología Urbana de Valencia, externalizada, muy lenta y económicamente cara, a la vez que ineficiente en sus metodologías y estrategias obsoletas de intervención sobre el terreno.

Buena prueba de ello resulta el manido subterfugio aducido, mano de santo en estos casos, para justificar la paralización de las obras de la antigua sede de la Orden de Montesa del afloramiento de los restos de la muralla almohade, con adarve fortificado, torres cuadradas, barbacana y foso, algo que a modo de pretexto únicamente “se podía intuir”, cuando la realidad es que una previa consulta a un sistema de información geográfica (SIG), como la carta arqueológica de Barcelona, operativa desde 2010, hubiera revelado con suficiente precisión proyectual allí, no sólo su tozuda previsible presencia, sino su carácter de hallazgo arqueológico programable.

A modo de conclusión Nihil novum sub sole, tampoco debería echarse en saco roto el hecho de que el “ajuste geométrico” implementado en la propuesta de integración de la muralla árabe del Temple en un espacio diáfano, parece cerrar sintomáticamente el bucle arquitectónico de la solución impuesta por Tomás Lloréns un cuarto de siglo atrás en la Sala de la Muralla del IVAM.

martes, 28 de enero de 2014

CUARTO AÑO DE PLAUDITE CIUES

Ya van para cuatro los años consecutivos, de este provecto blog Plaudite Ciues sobre patrimonio arqueológico y otras temáticas derivadas.

En 2013 se produjo una continuidad temática en materias como la desastrosa “fuga de cerebros” de España, como consecuencia de la asfixia provocada por las devastadores políticas estatales de I+D+i, con un ejemplo de inmediata actualidad, el abandono del país del investigador Juan Carlos Izpisúa “ante la falta de apoyos financieros y políticos de los que hasta ahora habían sido sus grandes valedores públicos, la Generalitat de Cataluña y el Gobierno español".

El derrape diplomático de Estados Unidos devolviendo a Irán una pieza falsa tuneada cuál ciclomotor de Makinavaja se une a los expolios del patrimonio faraónico de Egipto como consecuencia de las revueltas sociales en este país de la Primavera Árabe, o al inicio de excavaciones en Hebrón por parte de Israel en lo que se ha convertido nuestra etiqueta más incisiva: geopolítica.

La entrañable “arqueología cranck” no la hemos olvidado. Como la del sonado caso del falso vaso de la Suidomaquia de El Campello, con el consiguiente intercambio epistolar posterior con el Defensor del Lector de El País, Sr. Delclós, y la memorable intervención del periodista Arturo Pérez-Reverte poniendo en evidencia y dando mayor eco a lo que hace años denunciamos: la nula formación de nuestros responsables de lo patrimonial

Esto último tiene como consecuencia una clara tendencia a la reducción de nuestras intervenciones públicas, habituales en la prensa en años anteriores. Los escasos artículos de opinión de elaboración propia dados a conocer fielmente por el rotativo Levante-EMV, como el testimonial “Odisea arqueológica a ninguna parte” (4-05-2013), el nominalista “¿Valencians o magribins?” (25-07-2013) o el retrospectivo “El Circo, la espinita, la lápida y el PGOU” (28-11-2013), no son otra cosa que la extinta actividad de la autoridad competente en temas patrimoniales. El mejor título que podríamos poner a la actividad legislativa, normativa y presupuestaria en cuestiones patrimoniales del 2013 sería una vieja fórmula utilizada por alguien que nos dejó a finales de año: “Acerca de nada”. O, por qué no, “Con el mazo dando…” porque la Fundación pública la Luz de las imágenes ha seguido restaurando patrimonio eclesiástico en tierras del Baix Maestrat, hasta su amortización presupuestaria final, forzada por la quiebra económica de la Generalitat Valenciana, en la última Ley de Acompañamiento de los nuevos presupuestos autonómicos.

No han faltado tampoco noticias de nuestras propias actividades científicas y pedagógicas. El pasado año ha sido a la sazón el tiempo en que uno de nosotros ha conseguido llevar a la praxis algunas reflexiones teóricas previas sobre Arqueología y Participación Ciudadana, concretamente en la campaña estival de excavación del quadriburgium del Bajo Imperio de Can Blai de Formentera y de cuyos ciclos de conferencias e imágenes difundidas con el auxilio de la nuevas tecnologías de la comunicación (TIC´s), dimos oportuna cuenta en estas mismas páginas digitales.

En este mismo sentido Plaudite ciues ha visto nacer una filial en Twiter, como hiciera el año anterior en Facebook. Ambas herramientas de micro-blogging han contribuido también a aligerar las intervenciones en el blog raíz de Blogger. En Twiter y Facebook multiplicamos las noticias que pueden ser de interés, convirtiéndose en ocasiones en la antesala a un comentario más profundo y sereno en Plaudite ciues. Esto explica que agosto, un mes de escasa actividad, nos deparó la agradable sorpresa de haber sido el de mayor número de visitas de toda la historia de este blog con 1677 páginas consultadas, desde las diferentes partes del globo. Aunque rápidamente fue superado por septiembre, alcanzando en octubre el récord actual de visitas mensuales con 1969 páginas vistas y 12 visitantes de media al día que han ojeado desde su nacimiento en 2010 un total de 43000 visitantes.

Por consiguiente, siguiendo la máxima epistolar de Horacio “Sapere Aude”, tras cuatro años bloggeros, sin solución de continuidad, una vez más… “Plaudite Ciues.

lunes, 13 de enero de 2014

PARQUES ARQUEOLÓGICOS EN HEBRÓN

Tel Rumeida en la ciudad cisjordana de Hebrón
Traducción del  artículo Israel excavates site in flashpoint West Bank city aparecido en el blog News Network Archaeology, proveniente de un comunicado de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) transmitido por la agencia AFP donde se evidencia la relación entre arqueología, colonización, territorio y geopolítica en una zona tan caliente como es Cisjordania (véase nuestra etiqueta geopolítica).

La tumba de Herodes, los cementerios de Jerusalén Este, una sinagoga a orillas del lago Tiberíades, son excelentes pretextos geopolíticos (sin desconfiar necesariamente de la legitimidad y del buen hacer científico de los investigadores que las llevan a cabo) en la ya habitual guerra de las ruinas.


Israel ha iniciado unas excavaciones arqueológicas en un yacimiento arqueológico de una zona conflictiva de la ciudad cisjordana de Hebrón, según afirmaron las autoridades el pasado jueves, grupos críticos dicen que esta excavación pretende legitimar los asentamientos judíos en territorio palestino.

Las excavaciones comenzaron el 5 de enero durante la 10ª visita del secretario de de Estado de EE.UU., John Kerry, a la región para presionar a Israel y los palestinos para alcanzar un acuerdo de paz aun lejano.

El sitio está en Tel Rumeida, en el corazón de la histórica ciudad de Hebrón. Una portavoz de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) dijo en un comunicado a la AFP. "La Autoridad de Antigüedades de Israel está llevando a cabo una excavación de urgencia... para desarrollar un parque arqueológico en Tel Rumeida y acondicionar el yacimiento para hacer viable las visitas del público".

"La excavación se llevará a cabo en parcelas... propiedad de Judios. La superficie total a excavar será de aproximadamente seis dunams (1,5 acres) [unos 6.000 m cuadrados], " dijo el comunicado.

"La excavación no afectará las vidas de la población local residentes (Palestina) sin afectar su rutina diaria ", agregó.

Pero los críticos con la excavación afirman que la excavación es una estratagema política intencionada en una zona muy sensible, destinada a legitimar los asentamientos judíos de la ocupada Cisjordania.

"Cualquier excavación en un área de fuerte connotación política, es automáticamente un movimiento político", declara el arqueólogo Yonathan Mizrachi a la AFP. "En Tel Rumeida, excavar es una forma muy sofisticada de legitimación de la colonización de Israel.

Al llevar a cabo una excavación arqueológica, los colonos pueden decir que no es un acto político ", dijo. "Si los colonos edifican casas en tierras que son propiedad de los palestinos continuarán siendo vistos por gran parte de la opinión pública israelí como un grupo de extremistas. Pero a través de la creación de parques arqueológicos, los colonos pueden atraer turistas, presentándose como defensores del patrimonio.

"En la conflictiva ciudad de Hebrón, donde viven cerca de 200.000 palestinos, hay unas 80 viviendas para unos 700 colonos en el centro de la ciudad que viven bajo la protección del ejército israelí.

Los asentamientos de Israel en Cisjordania son ilegales según el derecho internacional.

Mizrachi dijo que el área ha sido cultivada por palestinos incluso después de que Israel ocupara Cisjordania en 1967, pero que durante la segunda intifada en la década de los 2000, fueron excluidos de la zona.

El yacimiento se interpreta como el lugar que alberga la tumba del padre del rey judío David Yishai y su bisabuela Ruth.

Las excavaciones comenzaron cuando John Kerry estaba a punto de abandonar la región, permaneciendo durante cuatro días de conversaciones entre los líderes israelíes y palestinos para acelerar el proceso de paz.

La ocupación de Israel en Cisjordania y la definición de las fronteras de un futuro Estado palestino de Israel es un punto clave en esas negociaciones.

Fuente: AFP [10 de enero 2014]

domingo, 12 de enero de 2014

TEJIDO SOCIAL Y DEGRADACIÓN URBANA

Buen articulo de Joan Garí, que conduce el blog recomendado por El País, Notes públiques. En él da buena cuenta de las posturas antagónicas que se han enfrentado en torno al proyecto de intervención urbanística y sobre el modelo de ciudad que unos y otros defendemos. El interés del artículo radica en que, sin enfatizar los valores patrimoniales del barrio, concede importancia al tejido social y los problemas que le aquejan, verdaderos puntos de partida de la degradación física del entorno.

Nuestros (abundantes y fieles) lectores hispano-parlantes que estén interesados en el tema pueden acceder a una traducción a través de un traductor automático de Google.

El País, 12 de enero de 2014


L'associació L'Oronella, que l'any 2007 va publicar el volum trilingüe Houses from El Cabanyal (A modernist heritage for the Valencia in the XXI century), ara acaba de traure'n una segona edició. Guarde com un petit tresor el volum original, que la gent de L'Oronella em va enviar molt amablement. Després de tot el que s'ha discutit i el que s'ha destralejat al voltant del projecte -aberrant i megalòman- de partir en dos el barri amb més personalitat de la ciutat de València per a què els cotxes procedents de l'avinguda Blasco Ibáñez arriben quinze segons abans a la platja, llegir aquest llibre proporciona l'argument més simple en favor de la preservació del Cabanyal. Per això ni la mai prou ponderada alcaldessa del Cap i Casal ni cap els seus adlàters ho faran mai.

Houses from El Cabanyal és, simplement, un recorregut fotogràfic (amb una aclaridora introducció de Joan Víctor Pascual i Felip Bens) per la pell del barri: les seues façanes. Plans de conjunt per a una decoració senzilla -"modernista", sí, però "popular"- i plans de detall per a una munió de reixes (de finestres, de portes i de balcons), balustrades, ventalles, miradors... Un estil perfectament reconeixible que, com en cap altre lloc de la ciutat, dota d'una senzilla però ferma personalitat un barri on, a més, la manera de viure, el caràcter de la gent i la puixança de la llengua pròpia assoleixen una excel·lència més que remarcable.

Poc després de l'aparició de la primera edició d'aquest llibre, el diari Público em va enviar a la zona per a fer un reportatge sobre el terreny, convertit en el permanent ull de l'huracà informatiu des de l'any 1998 gràcies als plans de Rita Barberà. Amb un fotògraf, vaig recórrer el barri parlant amb la gent sobre els plans que els reservava la majestuosa alcaldessa. Naturalment, n'hi havia opinions a favor i en contra, però el més interessant del cas era com l'argument més habitual entre els defensors de la intervenció urbanística radical -eliminar la droga i la delinqüència del barri- era el mateix que esgrimien els partidaris de la seua integritat, però a la inversa: segons aquests darrers, era l'ajuntament qui havia permés la degradació del Cabanyal per a justificar una cirurgia definitiva.

Òbviament, jo no hi era neutral. No crec que ho haja sigut mai en cap dels temes que he abordat en la premsa, siga en el gènere que siga. Si d'un tema no tinc opinió, procure no obrir-hi la boca (com a tertulià de televisió, ja ho veieu, seria una estricta calamitat). Però si em pose al teclat del meu ordinador, doneu per segur que no seré "objectiu". Cas de ser jo un periodista, això seria un greu problema, però per sort només sóc un pobre escriptor a qui deixen escriure als periòdics. Jo estava i estic a favor de la preservació del Cabanyal, perquè la prolongació de l'avinguda Blasco Ibáñez -un projecte que ja va sorgir de la febril imaginació de l'arquitecte Manuel Sorní Grau l'any 1865, com vaig explicar en Viatge pel meu país- em sembla una monstruositat covada amb l'excusa d'una idea dinovesca de "progrés". Per sort, el pla morirà políticament amb Barberà, perquè no crec que els polítics que la substituïsquen després de les pròximes eleccions siguen tan estúpids com per a mantindre'l. Però mentrestant, el barri es desintegra, es deteriora, es desfà. I el que millor ha certificat això és la segona edició del llibre que glosse. En poc més d'un lustre, una vintena llarga de les cases que apareixien en l'edició original ja no existeixen. El Cabanyal, com un vell llop de mar -digne, però xacrós; orgullós però atemorit-, està en un impasse destructiu que ha de ser superat.

En el fons, no és només el model de ciutat el que hi està en joc. Són també dues concepcions antagòniques de la vida el que s'han enfrontat amb l'excusa del Cabanyal. No deixa de ser curiós, en aquest sentit, que els mateixos capitostos que tenen tot el dia a la boca els tòpics culturals que van encunyar Sorolla, Escalante o Blasco Ibáñez (tots tres autors estretament vinculats al barri), estiguen disposat a destruir sense pestanyejar l'escenari que va permetre el naixement d'allò que ells estan tot el dia defensant de gegants imaginaris. Però això només és una més de les paradoxes d'aquest estrany país on ens ha tocat nàixer...

miércoles, 8 de enero de 2014

CATALUNYA, EL ISLAM Y MIQUEL BARCELÓ

Solamente nos hicimos eco en Plaudite facebook del fallecimiento de M. Barceló a finales de 2013. Nos parece oportuno en los tiempos que corren reproducir este artículo que Miquel Barceló publicó en El País a los meses de la inauguración de la exposición L´islam i Catalunya. De engañosa facilidad lectora el artículo deja claro la futilidad de los debates esencialistas y del abuso de la historia para justificar cualquier proyecto político.

¿Islam y Cataluña? Miquel Barceló

El País, 1 de febrero de 1999

No es cierto, nunca hubo "islam en Cataluña". Hubo, claro, un orden, el islam, que fue a la vez religioso y político y que puede ser un objeto singular de análisis historiográfico a partir de mediados del siglo VII. Desde esta perspectiva, el islam no puede ser entendido fragmentariamente. Se hizo todo al mismo tiempo, la constitución de una ortodoxia teológica, la formación experimentada de un Estado que se adapta a la secuencia expansiva de grupos árabes con una mecánica tribal específica, la singularización de burocracias fiscales administrativas de diferente concreción -en Oriente, en el Magreb bereber, en Hispania- y de principios uniformes -con haces dialectales lingüísticos árabes- que las hacen reconocibles. Hubo, pues, islam. En el siglo XI tenía perfiles y confines muy claros, y también problemas. El mayor era la formalización y la estabilidad del Estado. Los feudales, en cambio, habían hallado soluciones para regular el poder, concebido también como orden cristiano. El islam no consiguió originar un tipo de Estado con pocas fluctuaciones interiores y, por ello, capaz de dominar más gente y concentrar trabajo de otros. Los feudales, sí. Después vino el Estado absoluto, posteriormente nacional, en Occidente, y los sultanes orientales fueron vistos, a la vez, como despóticos e ineficaces, disipados. También, claro, hubo Cataluña. Es curioso, sin embargo, que sus rasgos históricos sean inicialmente más difíciles de precisar. Por no saber no se sabe qué significa el nombre. Sí, ya sé que hay miles de catalanes historiadores que dicen saberlo. Pero no se sabe. Incluso el nombre aparece, por escrito, tarde, en un texto latino pisano de la primera veintena del siglo XII. 

Antes, a finales del siglo XI, ya eran documentalmente bien detectables diversos órdenes políticos que competían con acumulativa eficiencia en el dominio y gestión del trabajo campesino. Obispos, abades, militares, aventureros de la guerra, se constituían en jerarquías sacralizadas de disciplina; la selección de cosechas y ganados, contado todo cada vez más en moneda, eran las materias replicantes, que se hacen a sí mismas y fundamentan la secuencia social en un sentido específico, seleccionado, y no en otro; concentrar y crecer, hacerlo todo mensurable. ¡Ah! y los latines y los cánticos y los edificios del espíritu que sirven para conformar y confirmar términos de dominio que se suponen eternos, inmutables, por los siglos de los siglos, y asegurar también las formas específicas en que debía transcurrir la reproducción humana, sexo, familia, etcétera. Se trata, pues, de un pasado nada singular en el contexto de la formación de poderes en las sociedades que se ha convenido en llamar "posromanas" y en las que la cristianización es el procedimiento crucial de concebir y organizar el dominio político. Cataluña, a principios del siglo XII, tiene también límites espaciales claros. Ni las tierras de Lleida ni las de Tortosa forman parte de Cataluña. Ni sus habitantes tampoco. No había conexión social ninguna, al menos historiográficamente creíble. Bueno, excepto la conquista. Éste es el principio, que quede bien claro. Sostener lo contrario equivale a postular una Cataluña prefigurada muy lejanamente, antes de Roma, ya implicada bien en una geografía o en una biología. Claro que actualmente deben suponerse interacciones oscuras, difíciles de detallar, entre los dos supuestos. No se puede optar por uno u otro límite, no se puede decir, estaría feo, y no hay más remedio que recurrir a un ejercicio sistemático de eludir formalmente lo que se presenta como una adivinanza, o quizá como una secreta complicidad. Por ejemplo, esto empezó hace mil años. O más.

En la sopa viscosa anterior, sin embargo, ya debía de estar configurado. En suma, el guión narrativo es el de la "reconquista", el de la España eterna, anterior a todo. Hay textos, que no cito, cuya irracionalidad y chulesca expresión debería producir temor y escalofrío. Una anterioridad catalana de Lleida y Tortosa supone historiográficamente una clara valencianización de la narración nacional. Es decir, los "moros" como fase accidental, efímera, en un proceso cuyo sujeto, inagotable y vivo, es una siempre difuminada articulación entre tierras y población. Después pasa lo que pasa en Valencia y en Mallorca. La lengua catalana resulta ser anterior a las conquistas, a los catalanes mismos. No pasa esto en Lleida y Tortosa, pero ha podido pasar. Los conquistadores, pues, no tienen precedentes en las sociedades que conquistan. Siempre que se buscan no se encuentran. Es burdo y pérfido el guión y mala la prosa en que se narra. ¿Islam? Hace tiempo ya que se estableció que no tiene consistencia analítica alguna hacer del islam una categoría unitaria, invariable, para ser comparada a un Occidente dinámico, tenso siempre hacia la renovación y el progreso. Este islam no existe fuera de la comparación en la que sale para siempre perdedor. 

¿Cataluña? Sí, claro. Pero su guión narrativo coincide ancestralmente con el de España. Ésta es, en el fondo, la discusión sobre la posibilidad de la historia "nacional" de Cataluña. ¿Cuándo se produce la desviación del tronco, como un injerto al revés? La esterilidad conceptual a que lleva este ejercicio, como un vértigo sin fin, no debería producir perplejidad. Así que no hay solución, intelectual quiero decir. Puede ocurrir que el Estado español se vacíe de contenido, incluso que desaparezca, sin que este embrollo esté resuelto. Si esta disipación política llega a ocurrir, como es probable, esta discusión no importará más a nadie. Finalmente, se verá lo fatuo que fue, tiempo atrás, poner una y entre islam y Cataluña. Esta y señalaba justamente la cortedad de la razón.

jueves, 19 de diciembre de 2013

CAN BLAI. UN FORTIN DU BAS EMPIRE ROMAIN

Y ahora... la versión española Can Blai. Un fortín del Bajo Imperio romano.



Presentamos en auténtica primicia pública el vídeo promocional Can Blai. Un fortin du Bas-Empire romain. En versión francesa.

lunes, 9 de diciembre de 2013

SOBRE FALSOS HISTÓRICOS Y ARMAS NUCLEARES

Grifo restituido a las autoridades iraníes
Derrape diplomático entre Estados Unidos e Irán por culpa de un supuesto grifo "persa" del siglo VII a.C. 

Según el periódico Libération y el blog WikiStrike la pieza habría sido introducida ilegalmente por un comerciante de antigüedades en los Estados Unidos. Como muestra de la buena voluntad de los Estados Unidos para la distensión de las relaciones diplomáticas entre ambos países, la pieza fue oficialmente restituida a Irán el 25 de septiembre a Hassan Rohani en vísperas de las negociaciones sobre el programa nuclear iraní según relataba el periódico Le Figaro.

Una publicación del antiguo conservador del Metropolitan Museum of Art, Oscar Blanc Muscarella, demostraría que es un falso histórico de principios de los años 2000. El grifo habría sido identificado entonces en Ginebra en una importante galería de arte iraní y comprado por un rico coleccionista de Nueva York, a quien le fue interceptado por la aduana estadounidense. La situación pondría en evidencia un mercado alimentado por falsificadores de arte con la complicidad de investigadores y personal de museos (o con la incompetencia del personal administrativo encargado de los bienes patrimoniales) que engañan a ricos y crédulos coleccionistas tal y como nos hicimos eco en Plaudite en relación con el vaso ibérico de El Campello y con los kalathos ibéricos de la Roya-Athena Galleries.

Este caso ilustra como pocos la importancia que adquieren en las relaciones geopolíticas las piezas ausentes de la soberanía nacional.

viernes, 29 de noviembre de 2013

EL CIRCO, LA ESPINITA, LA LÁPIDA Y EL PGOU

Inscripción de Lucio Escribonio Euphemo
Josep Vicent Lerma
LEVANTE-EMV, 28 de noviembre de 2013

El reestreno de la sala de exposiciones temporales del Centre Arqueològic de L´Almoina con una anunciada exposición arqueológica sobre el Circo romano de Valentia, donde desde hace un lustro se instalaba de prestado por estas fechas una impropia muestra con la burra y el buey de la Asociación de Belenistas, nunca es tarde si la dicha es buena, nos ha servido de acicate para ordenar vetustos recuerdos y amarillentos recortes de prensa sobre este olvidado hipódromo colosal, al que ya dedicamos en su momento algunos artículos de opinión como «¿Qué fue del circo romano de Valencia?» (Levante-EMV, 22-02-2000) y el escatológico «De cuádrigas y lupanares» (Levante-EMV, 23-05-2011). 

Circo virtual, casi repetiríamos metafóricamente como entonces, más que otra cosa de «papel», muy al contrario que el urbanísticamente esponjado de Tarragona o el puesto en valor anfiteatro de Arelate (Arlés, Francia), invisible para los valencianos contemporáneos y del que el arqueólogo Albert Ribera ofreció las claves ocultas de su fragmentaria interpretación muraria y ubicación exacta bajo nuestras calles, cuyo eje mayor de más de 350 metros se habría fosilizado en la histórica del Trinquet de Cavallers, en el ensayo «The discovery of a monumental circus at Valentia», publicado el pasado siglo XX en la revista «Journal of Roman Archaeology» (1999).

Pesquisas abnegadas de este investigador llevadas adelante entonces contra viento y marea, en ocasiones valientemente incluso frente a la manifiesta incomprensión de algún sector de la prensa vernácula, que dio pábulo a ciertos intentos denigratorios y de escarnio público, como los contenidos en el escrito de 1994 de J. Aparicio titulado «¿Es como una espinita?» , en el que entre otras lindezas se espetaba que «arqueólogos con menos fantasía» (sic), habían cuestionado dichos descubrimientos, interpretando en realidad tales muros como un mero almacén de grano («horreum»).

Hasta el punto que el descubridor de todo un inédito circo romano, omitido hasta entonces por los anales de la Historia, se vio en la tesitura de salir al paso de dichas críticas públicas con la memorable réplica periodística «El circo, el plumilla, la piedra y la vidente» (Levante-EMV, 28-11-1994), arriba parafraseada en tributario homenaje literario.

Con todo, lo cierto y verdad es que de este preciso ámbito urbano del barrio de la Seu-Xerea, comprendido entre la trasera del Colegio del Patriarca y el edificio de Comisiones Obreras en la plaza de Nápoles y Sicilia, remodelada por el docto arquitecto Román Jiménez, procede sintomáticamente a favor de las tesis de Ribera, el pedestal votivo donado por Marco Marcio Celsio del museo de Bellas Artes, cuya estatua de Hércules se encontraría sin duda en el interior de uno de los templetes o edículos dedicados a divinidades atléticas, que coronaban en Roma y sus provincias estos grandes equipamientos deportivos consagrados también a las competiciones hípicas de carros (cuádrigas), conducidos por aurigas de distintos colores.

Además de la inscripción honorífica dedicada al emperador Tito «conservator pacis Augustae», preservada en la iglesia de Santo Tomás o la del sevir augustal Lucio Escribonio Euphemo, empotrada en la fachada del número 1 de la repetida calle Trinquet de Cavallers, en la actualidad bastante maltrecha por pegotes de cemento gris, en un claro ejemplo de incuria colectiva

Por todo lo cual y a modo de corolario de este revival del mayor edificio levantado nunca por los antiguos romanos en la «notissima» colonia Valentia, no podemos terminar estas breves líneas sin reseñar lo paradójico que a nuestro común entender resulta la falta de protección patrimonial individual todavía de este descomunal monumento, digno de protagonizar la última novela (Circo Máximo) de Santiago Posteguillo, bajo el paraguas de una incoación como Bien de Interés Cultural (BIC), cuando otras construcciones no menos intangibles como el recinto de la muralla romana (BIC 01.01.02bis), ya disfrutan de esta merecida tutela en el Catálogo de Bienes Estructurales del revisado Plan General de Ordenación Urbana de Valencia.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

LAS EXCAVACIONES SON PARA EL VERANO

Reproducimos el resumen de un interesante artículo que deconstruye la mítica en torno a las excavaciones arqueológicas de verano en la que todos (o casi) nos hemos formado. La descripción y el análisis etnográfico de estos equipos y grupos de trabajo permiten al autor, David González Alvarez, afirmar que el espíritu crítico de los profesionales así formados se ve mermado por dos causas fundamentales: 1.- la vocación que elimina cualquier reivindicación porque nos pagan por trabajar en lo que amamos y 2.- nos hemos formado en la dureza del trabajo, para, a fin de cuentas ser, unos intelectuales. 

Al leer el artículo, hemos podido recordar cómo en esa edad dorada de la arqueología comercial a la que hace alusión el autor, algún empresario repercutía sobre sus empleados el retraso en los pagos cuando "a fin de cuentas, si la administración no paga, yo tampoco cobro". Y, lo que es peor, lo decía con orgullo.


Summer excavations: creating superarchaeologists easily exploited

GONZÁLEZ ÁLVAREZ, D., Las “excavaciones de verano”: Forjando súperarqueólogos fácilmente precarizables, Revista Arkeogazte, 3, 2013, pp. 201-219.

Las “excavaciones de verano” tienen gran importancia en la formación arqueológica. En el estado español, los planes de estudio universitarios están focalizados hacia los aspectos teóricos, minimizando las cuestiones prácticas y metodológicas del trabajo arqueológico de campo. Por ello, sucesivas generaciones de arqueólogos han subsanado estas carencias participando como voluntarios en campañas estivales organizadas por universidades y OPIs. En el presente trabajo, se reflexiona acerca de la influencia que las vivencias obtenidas en estas campañas iniciáticas tienen para los estudiantes universitarios en la reproducción y naturalización de ciertos valores adosados a la idea de ser arqueólogo. Esto podría influir en la timidez de las reivindicaciones sociolaborales de los trabajadores de la Arqueología comercial. No en vano, este sector económico se caracteriza por la desregulación, la precariedad y la alta temporalidad del empleo. [Seguir leyendo...]